Aceptar el Cuerpo para Desbloquear nuestro Poder Interior.

image

Hay muchas personas que tienen bloqueado su potencial personal porque una gran cantidad de su energía mental se focaliza en una lucha diaria contra su realidad corporal. Debemos ser conscientes de que la Naturaleza nos dotó de una herramienta física para interactuar en el planeta. La misión en sí de esa herramienta física que es el cuerpo no es otra que la de obtención de experiencias vitales cargadas de aprendizaje, de sabiduría. Al fin y al cabo, si existe otro plano de existencia más allá de la muerte, quizá sea sólo lo que nos podamos llevar. Y en cualquier caso, si no existiese, todo lo que está hecho de materia acabará descomponiéndose en este. Por tanto, no aceptar el cuerpo que tienes te condena a una vida de sufrimiento.

En el momento en el que dejas de luchar contra tu cuerpo y empiezas a aceptarlo se abre un camino de felicidad. De hecho, aceptar tu cuerpo te permite empezar a sentirte cómod@ en él. Puedes mimarlo, adornarlo, embellecerlo con cualquier decoración que resalte los rasgos físicos más potentes, sin disimular los rasgos físicos menos valorados. Aceptar el cuerpo también significa cuidarlo con ejercicio físico, darle energía vital y fortalecerlo, para tener al 100% su mecanismo de transporte. Y por supuesto, guardar sólo para ocasiones muy especiales esos pequeños lujos de azúcar que nos dan un pinchazo de entusiasmo.

“En el momento en el que dejas de luchar contra tu cuerpo y empiezas a aceptarlo se abre un camino de felicidad”.

Pero lo más importante es tener presente, que nuestro cuerpo nos permite debloquear nuestro Poder Interior. Es decir, desarrollar nuestros TALENTOS. Esas capacidades psicológicas, emocionales y humanas que tod@s tenemos. Tod@s tenemos algún talento poderosamente presente en nuestro cuerpo, aunque permanezca dormido. Tod@s tenemos en nosotr@s la capacidad de creación. Creación de vida, de arte, de belleza, de salud, de bienestar, de diversión, de alegría… Es nuestra misión y responsabilidad descubrir esos talentos y entregarlos al mundo, a las personas que nos rodean. Ése es el mayor estado de felicidad que podemos encontrar, pues supone la fusión de nuestro cuerpo con nuestro poder mental.

Tenía 11 años cuando descubrí este aprendizaje. Físicamente la madre tierra no fue generosa en dotarme de un cuerpo vigoroso y atlético. Por tanto, nunca destaqué en los deportes. Ya lo conté en el post “Cómo Derrotar al Pensamiento Negativo“. Pero siempre estaba cantando canciones. Así que me decidí por aprender a tocar el órgano Yamaha que mis padres me habían regalado. Sólo por ocupar un poco esas horas de aburrimiento que tenemos cuando no somos tan niños para estar ensimismados en cualquier chiquillada o tan adolescentes como para estar recorriendo las calles. Fue entonces cuando descubrí la magia de las canciones de The Beatles. George, Paul, John y Ringo fueron mis “guías espirituales” hacia una nueva dimensión psicológica. Descubrí que la música me dotaba de una seguridad, potencial y reconocimiento social que jamás pude imaginar. De hecho, la música fue el “imán” que atrajo a mi vida la persona con la que hoy estoy felizmente casado.

Tod@s podemos ayudar a que nuestra sociedad dé más peso al talento que a unos meros rasgos físicos. Tod@s tenemos la responsabilidad y el deber de hacerlo. Ayudando a las personas más desconectadas de su cuerpo a conectar con sus “dones humanos” y facilitarle un “despertar”. Tod@s podemos lograr cosas increíbles si descubrimos el Poder Interior que llevamos dentro. Y claro que es una tarea difícil. Pero difícil no significa imposible.

En algún sitio leí que “lo imposible sólo tarda un poco más”.

Sígueme también en:

www.psicologiadvida.com
www.facebook.com/psicologiadvida
www.twitter.com/psicologiadvida

Photo credit: Simenon

2 comentarios en “Aceptar el Cuerpo para Desbloquear nuestro Poder Interior.

  1. AYUDARNOS A NOSOTROS MISMOS Y DAR LIBERTAD AL OTRO PARA HACER LO MISMO ES LO QUE REALMENTE NOS HARÁ FELICES SI DESCUBRIMOS QUE NUESTRA FELICIDAD ESTA EN NUESTRO INTERIOR OJALÁ LO CONSIGAMOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *