Defender el Amor por encima del miedo, por encima del odio, por encima del sufrimiento.

image.jpeg

Desde esta humilde posición en el mundo me gustaría transmitir unas palabras de serenidad, Paz y Cohesión para todos los seres humanos después de los dolorosos sucesos ocurridos en Barcelona y Cambrils. Como psicólogo me veo en la responsabilidad deontológica de aportar mi experiencia en el manejo y superación del sufrimiento. Como ser humano es un imperativo moral.

“Quien deja entrar una gotita de odio en su interior pronto verá contaminado su manantial entero.”

Hemos de tener sumo cuidado con los sentimientos que se generan ante cualquier suceso de violencia. La violencia es la principal fuente de destrucción de este planeta y debe su supervivencia y expansión al odio. El odio es un sentimiento poderosamente tóxico y mortal para quien lo consume. Su efecto principal es inyectar una dosis analgésica a quien lo consume, que poco a poco va dando paso a una transformación de emociones, sentimientos y estado de ánimo al consumidor, vaciando de bondad el corazón y llenándolo de malicia.

La saga Star Wars ilustraba sus tenebrosos efectos con esta mítica frase: “el miedo es el camino hacia el lado oscuro. El miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento y el sufrimiento al lado oscuro”.


En momentos de drama y desolación como los que estamos viviendo es crucial preservar la Humanidad y el Amor. Conectarse al dolor de lo acontecido mediante sentimientos más puros, como la tristeza. Y en la medida de lo posible apel·lar a las cualidades más nobles de los seres humanos: la Compasión, el Perdón y la Solidaridad. El Dalai Lama -quien ha sufrido en primera persona la masacre de su pueblo, la persución y el exilio- ha predicado sin cesar acerca del poder de estas cualidades espirituales que constituyen auténticos caminos para el desarrollo superior de la esencia humana.

“El odio sólo se cura con Amor.”

Un acto de terrorismo supone no sólo un trauma individual para las afectadas y afectados directos, sino también un estado de shock y crisis para una sociedad global. Por ello es necesario reprocesar lo sucedido mediante espacios de diálogo sanos y terapéuticos. Expresar dolor con nuestros semejantes y seres queridos para la comprensión y la superación del trauma. Desde la emotividad liviana, previniendo la indignación y la propagación de sentimientos viles con entereza moral e integridad personal.

Mantener la coherencia y la armonía interior y exterior es altamente necesario para nuestra salud psicológica, sentimental y social en estos momentos trágicos.

Si algo podemos aprender de lo ocurrido es a ser más humanos y expandir esa humanidad.

El odio sólo se cura con Amor. Quien Ama también ha conocido el odio. Y lo ha transmutado.

Paz, Armonía y Amor para todas y todos. 🙏🏽✨

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s