CARPE DIEM, nen!

IMG_7313.JPG

 

Cuando somos pequeños tenemos una especial capacidad para aferrarnos a la vida. Vivimos cada minuto de manera intensa. Peleamos cada centímetro de autonomía como si se nos fuera nuestra existencia en ello. Claro que debe influir el hecho de tener muy presente en el recuerdo que hace pocos días, meses o años que se ha cobrado la vida. Quizá el nacimiento es lo más parecido a haber estado cerca de la muerte (de la no-vida). Eso motiva… Sigue leyendo